Los 4 elementos básicos de la timidez: cómo vencer la timidez.

cómo vencer la timidez

Mucho se ha escrito sobre cómo vencer la timidez y sobre qué es la timidez. Pero poco se ha escrito sobre los elementos que forman parte de la timidez. Esto es básico. Si se me ha pinchado una rueda del coche, lo primero será saber cuál es, si tengo rueda de repuesto y si tengo las herramientas necesarias para cambiarla. En mi Curso Domina Tu Timidez En 9 Semanas se da mucha importancia a conocerse a uno mismo, y especialmente a conocer cómo nos afecta a cada uno de nosotros la timidez. Te pongo un ejemplo: si alguien te dice que está enamorado, tú entiendes perfectamente qué quiere decir esta persona, pero seguro que cada persona siente de manera diferente. O al menos eso pensamos. Esto es así porque no hay dos personas iguales, y además porque cada uno de nosotros sentimos y pensamos en primera persona y nos creemos únicos.

Por eso en este artículo vas a aprender los cuatro elementos básicos de la timidez. Y luego tú los vas a identificar en tí mismo y te reconocerás. Este será un buen comienzo para saber  cómo vencer la timidez.

1. Conjunto de cambios fisiológicos: la timidez tiene una peculiar forma de exteriorizarse, en eso se diferencia de otras emociones. Además cada persona tiene sus propias reacciones, quizás a tí te aumente el ritmo del corazón, a otros se le erice el vello o bien se te enrojezca la piel de la cara. Todos estos cambios están regulados por el Sistema Nervioso Autónomo (SNA). Además, es posible que se activen concretas estructuras neuronales a nivel de Sistema Nervioso Central (SNC). Por último, a nivel fisiológico, es posible que tus glándulas segreguen a tu torrente sanguíneo hormonas como la adrenalina o la noradrenalina. Todos estos cambios se suceden la mayoría sin que tú te des cuenta, pero existen. Lo interesante es saber reconocerlos, anticiparse a ellos y aprender a controlarlos.

Quizás los cambios aquí enumerados que más nos afectan son los visibles por terceros (los que se perciben en la cara). En este punto sería útil que hagas un inventario de cambios fisiológicos que a tí en concreto te suceden, y en qué momento o situación te sucede.

2. El afrontamiento: ¿cuál es tu tendencia a la acción? ¿cómo afrontas ese temible momento de timidez? Hay personas que se vuelven agresivas, o les da por evitar todo contacto personal o por adoptar una concreta postura corporal. Este punto tiene crucial importancia, pues nuestro cuerpo físico tiende a adaptarse a la nueva situación.

Nuestro cuerpo entiende la timidez como una amenaza y nos prepara para defendernos de un peligro, el cual realmente no existe. ¡Pero nuestro cuerpo piensa que sí! Nuestra tarea aquí sería identificar cuál es nuestra actitud ante esas situaciones de timidez y luego ver si son realmente adaptativas al entorno o por el contrario nos hacen más daño que ayuda. En ese caso, toca cambiarlas mediante Técnicas de Modificación de Conducta  (TMC) correctamente implementadas a nuestro caso concreto. Si quieres seguir aprendiendo cómo vencer la timidez, sigue leyendo.

**REPORTE GRATUITO: Vence tu timidez y aprende cómo iniciar una conversación con cualquier persona y en cualquier momento. Garantizado!
Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

 

3. El sentimiento: ¿cuáles son tus sentimientos y emociones en esos momentos de timidez? Ten en cuenta que las emociones no son más que señales que nuestro cuerpo nos envía a nuestro cerebro (nuestra mente) para llamarnos la atención sobre algo que funciona de manera anormal. Es la parte subjetiva de la timidez a la que hay que dedicar tiempo en reconocer, identificar e integrar en nuestras vidas. No es lo mismo sentirse orgulloso, que triste, abatido o ansioso. Muy relacionado con la timidez está la vergüenza que sientes en algunos momentos, esto lo desarrollo en este artículo sobre la relación entre Cómo Vencer La timidez: Timidez y Vergüenza. En el te indico también algunas ideas sobre cómo vencer la timidez.

4. El último elemento de la timidez es el análisis y procesamiento de la información.La timidez aparece debido a una valoración negativa de las situaciones. Ten cuenta que una misma situación a otras personas no les provocará ninguna sensación de timidez, en cambio a tí sí. La razón es sencilla, aunque compleja su solución (pero no imposible): se trata de la interpretación que hagas a nivel cognitivo de la situación, del entorno en que te encuentres. Para este punto, será necesario echar mano de Técnicas que modifiquen nuestra forma de pensar.

Con todos estos elementos ya tienes la hoja de ruta de cómo vencer la timidez. Ya sabes por dónde tienes que empezar, si bien te indico que como primer paso anotes como te he dicho antes a modo de diario estos cuatro elementos de la timidez para cada situación de timidez.

Déjame tu comentario, me gustará saber cómo pones en práctica mis consejos. Gracias.

Francisco Javier Salazar

Tu aliado contra la timidez

Creador del Curso DominaTuTimidezEn9Semanas

 

2 Comments

  • Jean Rivas

    Reply Reply 12/05/2013

    Hola me llamo Jean Carlos y tengo 14 años. yo
    conocí a un amigo que yo siempre quise ser amigo de el. Yo un día invite a ese
    amigo mio a jugar ping pong en mi casa y vino y jugábamos bien, unos días
    después yo lo vi jugando a el fútbol en la calle (con sus amigos) y bueno yo
    como no salgo mucho de casa yo me quede en casa. El punto es que yo no salgo de
    casa porque creo que me van a decir cosas malas o mas bien por criticar mi
    forma de jugar el deporte, porque en mi escuela mis compañeros no me aceptan para
    jugar fútbol con ellos. y yo he recibido consejos de mi familia pero soy muy
    tímido para conocer nueva gente, el punto es que me gustaría hacerme amigo de
    los amigos de mi amigo y también de la gente que conozca y no solo eso, sino a
    tener seguridad, porque yo un día aunque tarde yo fui a la calle a jugar fútbol
    con el (me había costado tanto, hasta ore a Dios para que no me pasara nada) y
    bueno me quede totalmente mudo, no decía nada porque yo también tengo el
    problema de que no quiero que nadie mas me escuche hablar y también que hablo
    entre los dientes. así que Francisco espero pronto tu respuesta y espero a que
    este reporte me ayude.

    • Estimado Jean,

      Son dos aspectos a resaltar de tu comentario: 1) No sales de casa porque
      crees que te van a decir cosas malas: ¿podrías decirme que sería lo malo
      que te podrían decir? Y 2) Dices que hablas entre dientes: ¿podrías
      explicarme los motivos que te llevan a ello? ¿qué características tiene tu
      voz para ti? Ahonda en estos aspectos para buscar una solución a lo que me
      indicas en tu comentario.
      Un saludo.

Leave A Response

* Denotes Required Field